El antifúngico anidulafungina es eficaz en el tratamiento de la candidiasis invasora en pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos.

La candidiasis invasora es la infección fúngica más frecuente, con una tasa de mortalidad de alrededor del 40%.

El 69,5% de los pacientes con candidiasis invasora en unidades de cuidados intensivos alcanzó el éxito clínico -curación o mejora significativa de los signos o síntomas clínicos-, así como la erradicación microbiológica al final del tratamiento con anidulafungina, seguida de la terapia oral voriconazol o fluconazol. Así lo demuestran los datos del Estudio ICE, el estudio más amplio llevado a cabo en este tipo de pacientes, cuyos resultados han sido recientemente presentados en el Congreso de la Sociedad de Medicina de Cuidados Críticos (SCCM), celebrado en Londres.

La candidemia es una infección del torrente sanguíneo potencialmente mortal y entre las infecciones por hongos es la que con más frecuencia pone en riesgo la vida del paciente, con una tasa de mortalidad de alrededor del 40%. En Europa, la prevalencia de la candidemia es de entre 20 y 38 personas por cada 100.000 de las ingresadas en hospital y el mayor riesgo de infección por éste hongo lo tienen los pacientes con catéter, los sometidos a cirugía, los pacientes críticos, aquellos hospitalizados en UCIs y los que tienen tumores sólidos.

El profesor Ruhnke, principal investigador del estudio y experto del Charité Hospital de Berlin (Alemania), explica que “se había observado previamente que anidulafungina era un tratamiento más eficaz que fluconazol para tratar la candidemia; pero hasta ahora no teníamos confirmación de la eficacia en pacientes de UCI, al menos en un estudio europeo. Anidulafungina es así una opción de tratamiento especialmente importante para las UCIs: es la única equinocandina disponible que no requiere ajuste de dosis, pudiendo ser utilizada en pacientes con algún grado de insuficiencia renal o hepática; además, no tiene interacciones conocidas con otros medicamentos”.

Estudio ICE
El ICE es un estudio clínico fase 3b, prospectivo, abierto y no comparativo, realizado con pacientes adultos europeos y canadienses ingresados en unidades de cuidados intensivos. Los pacientes recibieron anidulafungina por vía intravenosa, con posibilidad de secuenciación a tratamiento oral con voriconazol o fluconazol, para el tratamiento de una candidemia o candidiasis invasora documentada. Los pacientes fueron seleccionados en 60 centros de 19 países, y 216 pacientes recibieron al menos una dosis de anidulafungina. La investigación puso de manifiesto que el 69,5% de los pacientes considerados evaluables (de acuerdo a la intención de tratamiento modificada – mITT evaluable, n = 154) presentaron una respuesta global satisfactoria al finalizar el tratamiento (curación o mejora significativa en síntomas de su infección y erradicación o supuesta erradicación de la especie de Candida). La respuesta se mantuvo similar en todos los subgrupos de pacientes predefinidos, incluidos los compuestos por pacientes trasplantados, con insuficiencia renal o hepática, tumores sólidos y neutropenia, y fue también comparable en los distintos focos de infección y frente a las diferentes especies de Candida.

Fuente: PMFarma Argentina