Nuevo estudio sobre pacientes con VIH no tratados con antirretrovirales.

PROGRESS es el primer estudio que presenta resultados de eficacia en 96 semanas para esta combinación cuando se administra en pacientes con VIH sin tratamiento previo

El estudio PROGRESS demostró que, a través de 96 semanas, una combinación de lopinavir/ritonavir  y raltegravir presentaba una respuesta virológica e inmunológica similar a la de la combinación de lopinavir/ritonavir y tenofovir/emtricitabina en pacientes que comenzaban su primer tratamiento para la infección por el VIH. Los resultados del estudio se presentaron el 9 de abril en el Congreso Panamericano de Enfermedades Infecciosas en Punta del Este, Uruguay.

A medida que las personas con VIH viven más tiempo, existe una mayor necesidad de nuevos regímenes de tratamiento que sean seguros y eficaces,” dijo Pedro Cahn, Director Científico de la Fundación Huésped, Argentina, Jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Juan A. Fernández, Argentina. “Los datos de PROGRESS indican, aunque no en forma definitiva, que lopinavir/ritonavir más raltegravir puede ofrecer una alternativa de tratamiento en aquellos pacientes para quienes los inhibidores nucleósidos de la transcriptasa inversa (INTI) pueden no ser una opción debido a fracaso virológico o efectos secundarios.”

Al cabo de 96 semanas, el estudio PROGRESS (PROtease/InteGRasE Simplification Study) halló que:

Una proporción similar de pacientes presentaba niveles de ARN VIH-1 inferiores a 40 copias/ml (definido como indetectable) al ser tratados con lopinavir/ritonavir y raltegravir (66,3%), en comparación con lopinavir/ritonavir y tenofovir/emtricitabina (68,6%). Ambos grupos en promedio presentaban una respuesta inmunitaria positiva similar, determinada por el aumento en el recuento de linfocitos T CD4+.

La seguridad y tolerabilidad, que incluyó incidencias de eventos adversos moderados a severos, emergentes del tratamiento y relacionados con la medicación, fueron por lo general similares entre los regímenes.

El índice de suspensiones debido a efectos secundarios o fracasos virológicos fue similar en ambas combinaciones.

 Lopinavir/ritonavires uno de los inhibidores de la proteasa más ampliamente estudiados disponible para los pacientes, y Abbott cree que es importante buscar nuevas formas de combinar el lopinavir/ritonavir con otros medicamentos para el VIH con el fin de explorar el impacto a largo plazo del tratamiento contra el VIH,”dijo el Dr. Scott C. Brun, Vicepresidente Divisional de Desarrollo en Enfermedades Infecciosas de Global Pharmaceutical Research and Development de Abbott.

Fuente (modificado): PMFarma Argentina